Jurado de Carnaval... profesión de riesgo

Despertarse un jueves por la mañana, con muchas cosas que hacer, pero acercarse casi como hipnotizado al ordenador, hacer la búsqueda preceptiva y descubrir que bastantes agrupaciones punteras se han quedado fuera de la final del COAC 2013. Resumen más o menos acertado, más o menos coincidente, más o menos esperable, de una nueva edición de la fiesta carnavalera, coplera, ingeniosa, de la libertad y de tantas y tantas cosas más de las que se nos llena la boca de todo el mundo mundial.

El principio de las ilusiones

Estoy ya tan acostumbrado a las etiquetas que apenas muevo un pie hacia algo nuevo, intento imaginarme cuáles serán las que me van a tocar. El mejor divertimento patrio es, sin duda, escudriñar la vida de los demás sin pensar en la propia. Será por aburrimiento, o simplemente será por curiosidad.

El agridulce de lo mejorable

Se acabó… Así más o menos reza la última información que firmo en nuestro espacio web y que, con la pasada reunión en Festejos como telón de fondo, ilustra también el colofón de un año, ni peor que otros ni tampoco mucho mejor que algunos. Llegado el momento, me permito un par de reflexiones en voz alta y las comparto, como siempre hago, convencido de estar hablando con renglones quizá algo torcidos pero con un mensaje recto en su esencia. Todo pudo ser mucho mejor.